miércoles, 14 de julio de 2010

estaba sentada en una silla. era evidente que no pertenecía a ese lugar, que no conocía a nadie, mas bien a casi nadie, se la veía hablar animosamente con la chica que cumplía años, pero evidentemente no conocía a nadie mas.
por lo que me dijeron estaba bastante lejos de su casa, por lo que yo podía percibir tenia algo oscuro guardado bien a dentro, los ojos tenían una mescla de tristeza y densidad que por momentos asustaba.
pasaron los malabares que hicieron los chicos, y también esa maravillosa improvisación de percusión. en un momento la casa se plagó de gente eramos demasiados...y cuando me volteé,ella seguía en esa silla.
y luego la gente se fue y ella estaba todavía ahí, sonriendo por lo bajo...ya eran las cinco cuando se fue...

2 comentarios:

  1. Esas resencias que se nos quedan grabadas.

    Ese intento de querer adivinar que, quien, como.

    Pero solo son capaces de darse cuenta las personas especiales como tu.

    ¿Cuantos de los de los malabares la percibieron?

    ResponderEliminar
  2. lo intestaste...solo tu lo percibiste.... y eso te hace especial.

    un beso

    ResponderEliminar