jueves, 29 de abril de 2010

ya no voy a decir mas nada. creo que dije todo, muchisimas veces en todos los idiomas ...no escuchar es un problema tuyo. tengo la horrible costumbre de la sinceridad brutal. ya lo sé. vos preferis las mentiras piadosas, el cuento de hadas...ya lo se, pero eso no me lo banco, al pan pan y al vino, vino...es hora de que crescaz, yo ya creci tanto que me volvi pequeña otra vez, pequña y desprotegida, la puta madre...otra vez llorando...
como dice dolina, muchas puertas mi amor conducen al infierno, de tras de tu paciencia absoluta(que nadie te ha pedido)escondes demasiada hostilidad...

3 comentarios:

  1. Un texto genial.

    Directo, claro.

    Que gran verdad que mucha paciencia se alimenta de hostilidad.

    Sigues siendo la jovencita mas lista del patio. La que percibe la verdad. La que sabe.

    Cuando repites una cosa "ad nauseam" y no se quieren enterar, podemos adivinar que solo te oiran cuando digas lo que quieren oir,

    Cierra las puetas que conducen al infierno. Si alguien se merece el cielo eres tu.

    Me encantan tus reacciones...por eso me encantas tu.

    ResponderEliminar
  2. espontaneo y frontal.
    Me gusto mucho....y siempre es preferible la honestidad brutal.

    uN BESO

    ResponderEliminar
  3. uff, si, una vez me dijeron algo así como que era asquerosamente sincera...

    y? lo prefiero al silencio dañino unas veces, inmaduro otros...

    qué la gente hable pordiós!

    un abrazo, hacía mucho que no venía, pero en cuanto entro me vuelvo a enganchar.

    ResponderEliminar